domingo, 27 de diciembre de 2015

Galette de cebolla roja y queso gorgonzola



Si algo nos permite el reto Asaltablogs es fisgonear en las cocinas y en los blogs de nuestros compañeros blogueros. Y, no sólo eso, también podemos deducir mucho de la persona que está detrás del blog es cuestión. Y es que, en nuestra forma de redactar, de presentar las recetas o de hacer las fotos, dejamos parte de nuestra esencia.
Este mes de Navidad se ha organizado un Asaltablogs invisible, donde cada uno de nosotros hemos asaltado un blog y, al mismo tiempo, nuestro blog ha sido asaltado por otra persona. Todo esto ¡en secreto!

Nada más conocer el nombre del blog que tenía que asaltar, fui directa a buscarlo y, ¡sorpresa!, me topé con un blog con cientos de recetas, de las cuales no me hubiese importado hacer la mayoría. Pero sólo nos piden una, y enseguida me enamoré de esta galette de cebolla roja con gorgonzola.

Un blog muy cuidado, estéticamente y en cuanto a contenido. Un blog que encabeza sus recetas con citas y frases famosas, de esas que nos dejan que pensar, y que termina la redacción de sus recetas con una canción, de esas que nos llegan al corazón.

Sí, Marta, me refiero a ti y a tu blog INSTA-COOK. Confieso que he estado tentada a comenzar a seguirte, tanto en el blog como en la redes sociales, pero al final esperé por miedo a descubrirme.
Ha sido un placer conocer tu blog y preparar esta receta tuya, tan rica. ¡Ha sido un éxito en casa!

Y, para los que no sepáis qué es una galette, os cuento que se trata de una preparación francesa, una variante de los crepes. Aunque, ésta es más crujiente. Se pueden servir rellenas de dulce o de salado, y es aconsejable tomarla caliente.
Lo tradicional es prepararla con harina de trigo sarraceno, pero no os preocupéis si os resulta complicado encontrar esta harina, porque la receta que os dejo lleva harina de trigo, de la que usamos habitualmente.



Para la masa de la galette:

- 140 gr. de harina de repostería
- 70 gr. de mantequilla en cubos
- 1 huevo
- 2 cucharadas de azúcar
- Media cucharadita de tomillo seco
- Sal
- Pimienta molida
- 2 o 3 cucharadas de agua

Para el relleno:

- 2 cebollas rojas
- 1 cucharada de aceite de oliva
- 1 cucharada de mantequilla
- 1 cucharadita de azúcar
- 1 cucharadita de sal
- Queso Gorgonzola
- Brotes verdes, para decorar. En mi caso, canónigos.



Para preparar la masa, hay que mezclar todos los ingredientes, excepto el agua. Se puede amasar a mano, hasta conseguir una masa homogénea. En último lugar, le añadiremos el agua. Puede que os parezca que no necesita agua por la textura de la masa, pero añadídsela porque la hace aún mejor.

Con la masa resultante formaremos una bola, la envolveremos en papel film, y la dejaremos reposar en la nevera mientras preparamos el relleno de la galette.

Por otro lado, picaremos en trocitos pequeños la cebolla. Y, después la pocharemos con el aceite, la mantequilla, el azúcar y la sal. La pondremos a fuego bajo y la cubriremos con una tapadera. De esta forma, la cebolla quedará tierna, casi caramelizada.

Cuando la cebolla esté lista, la retiraremos del fuego para que pierda temperatura.

Pondremos a calentar el horno a 170 º, y mientras coge calor, estiraremos la masa de la galette, con la ayuda de un rodillo, hasta que quede bien fina. Después cortaremos un círculo del tamaño que queramos que tenga, teniendo en cuenta que los bordes se pliegan hacia dentro y que, por lo tanto,  después de plegar los bordes, la galette parecerá más pequeña.
Yo me ayudé del aro de un molde de hacer bizcochos para cortar alrededor  de éste con un cuchillo y que saliese un círculo, más o menos, perfecto. 
Retiraremos los trozos sobrantes de masa, pero no los tiraremos. Estos restos, podemos unirlos de nuevo, estirarlos con el rodillo y cortar círculos más pequeños (con un vaso, por ejemplo). Estos círculos podemos  ponerlos dentro de cápsulas de magdalenas y rellenarlos de la misma forma que la galette.



En el centro del círculo de masa, y dejando unos tres centímetros desde el borde libres, pondremos la cebolla pochada y por encima trozos de queso gorgonzola.
La parte del borde que hemos dejado sin cubrir, la iremos plegando hacia el centro, presionando bien los pliegues para que no se os levanten ( a mí se me levantaron por no presionar suficientemente)

Lo pondremos en el horno hasta que la masa se dore.

Como toque final le pondremos algunos brotes verdes, por ejemplo, unos canónigos.




19 comentarios :

  1. Brutal tu asalto y vaya colorido, me encanta. Felices fiestas. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Mmm que ricos aperitivos, tienen una pinta deliciosa, no he comido nunca una galette así salada. http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Me parecen unas galette geniales! Yo sí suelo tener harina de trigo sarraceno, y la textura es absolutamente divina, aunque yo la uso para las galettes de sartén, no para la galette de horno, para esta como la tuya uso harina de trigo normal... y queda estupenda siempre.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hemos vuelto!, ¡Comer De Todo ha vuelto! :)
    Te invito a que vuelvas a pasarte por el blog, venimos con muchas ganas, ideas y recetas nuevas.
    ¡Te esperamos con los brazos abiertos!
    Y bueno, vemos que sigues por todo lo alto, qué maravilla de receta, y fantastica para estas fiestas.
    Un saludo inmenso.

    ResponderEliminar
  5. Qué buena pinta y que rica se ve, me tomaría un trocito de buena gana. Nunca la había visto y me la quedo para probarla.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Tremendamente vistosa... me gusta mucho la idea del dulce con el queso azul, creo que da mucho juego

    ResponderEliminar
  7. Qué rico tiene que estar, Chus. Necesito comerme una de estas ya mismo. Geniales.

    ResponderEliminar
  8. Ya no hace falta que te escondas jejeje... menuda recetaza has elegido.
    Besos y feliz año.
    Nieves

    ResponderEliminar
  9. Realmente deliciosa , yo últimamente utilizo mucho la cebolla roja .

    Un beso y felices fiestas

    ResponderEliminar
  10. Uaaala! que chula esta receta y que vistosa. A los fans del gorgonzola les va a parecer de perlas.
    Que buen asalto!
    Felices Fiestas y un Próspero Año Nuevo!!
    Bss
    Marisa

    ResponderEliminar
  11. Sin dudarlo esta galette tiene que estra bien rica, me encantaaaa... bsss y feliz año

    ResponderEliminar
  12. Te ha quedado genial! Seguro que está buenísima. Besitos y felices fiestas.
    http://cocinahealthyandtasty.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  13. Hola Chus. Gracias por tu visita. Me encanta la cocina francesa y la galette tanto dulce como salada, me parece una buena elección. Tu asalto, perfecto. Una receta con mucho color y sabor delicioso.
    Un beso y Feliz Año.

    ResponderEliminar
  14. Buena no se, porque no la he probado, pero tiene una pintaaaaa de ñammmm! Me encanta el colorcito que le da la cebolla a esta galette
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Pues si que tiene que estar estupenda. Otra receta para añadir a la lista de preparaciones pendientes jeje
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Pues si que tiene que estar estupenda. Otra receta para añadir a la lista de preparaciones pendientes jeje
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Que maravilla de receta porfavor!Me he enamorado por completo de ella,tengo que probarla porque con lo que me gustan este tipo de tartaletas seguro que me encanta!
    besotes!

    ResponderEliminar
  18. Me tienta muchísimo hacer esta galette ya que lleva queso que me encanta que combinado con la cebolla roja de sabor intenso, tiene que estar de espectacular! Muy buen asalto Chus! Felicidades! Besos

    ResponderEliminar

Cuéntame aquí que te parece mi publicación. ¿Te gusta? ¿No te gusta? ¿Quieres aportar cosas nuevas? Este es el lugar adecuado donde plasmar todo aquello que te sugiera mi blog.
Muchas gracias por hacer que este pequeño riconcito siga creciendo, sin ti no tendría sentido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...