jueves, 28 de abril de 2016

Tarta - Mousse de nubes y fresa


Se acerca el día de la madre y ¿no sabes que regalarle? Las madre no necesitan grandes cosas, aunque sí muchos mimos. Esta tarta puede ser la forma ideal de mimar a las mamis, porque además es muy sencilla. Con ella no sirven la excusas de "a mí no se me da bien cocinar"
Suave, fresca, muy rica, nada empalagosa y ¡bonita como ella sola! Así es esta tarta mousse de nubes y fresa que es muy fácil de adaptar al molde que queráis, incluso podéis probar a hacerla en vasitos individuales.
Con la llegada del calor apetece más este tipo de dulces, ya  que se toman fríos y no necesitan de horno. Como no se hace pesada, ¡querréis repetir!



Y, por fin, he estrenado este molde de Silikomart que me tiene enamorada, es bonito y práctico. Permite cortar porciones de una forma muy sencilla porque en su diseño vienen marcadas las raciones.
Este tipo de mousse se desmolda perfectamente con este molde y eso que el momento de desmoldar siempre es un momento tenso. Ya podéis ver que los laterales han quedado perfectos.

¡Ah!, puede que os resulte curioso que no haya azúcar entre sus ingredientes y es que, con el que aportan las nubes, es suficiente.

¿Os animáis a prepararla? Si es así, no dudéis en pasarme las fotos con los resultados. Estoy segura que os quedarán geniales.

Las medidas que os indico son las que utilicé para este molde de un litro de capacidad, aproximadamente.

Para la capa superior de gelatina de fresa:
- 1 sobre de gelatina de fresa en polvo
- Agua, en la cantidad que marque el fabricante.

Para la capa de mousse de nubes:
- 250 gr. de nubes de gominola
- 450 ml. de nata para montar (con un mínimo de 35% de materia grasa, si tiene más mejor montará)
- El zumo de una naranja
- 60 ml. de leche
- 2 hojas de gelatina

Para decorar (opcional)
- Fresas
- Nubes de gominola



En primer lugar, tenemos que preparar la capa superior de la tarta. Es de gelatina de fresa en polvo que, aunque podéis probar con otro sabor de gelatina, es el que mejor combina con las nubes tanto en sabor como en color.
Prepararemos la gelatina de fresa siguiendo las instrucciones del fabricante que aparecen en alguno de los laterales del envase.
Cuando lo tengamos listo, llenaremos el fondo del molde que vayamos a utilizar con la gelatina. Dependiendo del molde que sea tendréis que poner más o menos.  Calculad un grosor de un centímetro y medio, aproximadamente. Si os sobra gelatina, podéis ponerla en vasitos para comerlos en otro momento.
Llevaremos la gelatina a la nevera para que vaya solidificando.

Continuaremos con la capa más gruesa, la de mousse de nubes.  Pondremos las hojas de gelatina a hidratarse dentro de un vaso de agua fría. Por otro lado, calentaremos la leche en un cazo, a fuego medio, e iremos incorporando las nubes poco a poco. Éstas, con el calor y la leche caliente, empezarán a deshacerse. Es importante que no dejemos de remover para que no se nos peguen al fondo (si tenéis Instagram, AQUÍ podéis ver un vídeo donde se ve cómo se van fundiendo las nubes)


Al resultado de fundir las nubes le incorporaremos las dos hojas de gelatina, previamente escurridas. Y removeremos para que la gelatina se disuelva en la mezcla.
Después le añadiremos el zumo de naranja y mezclaremos.

Dejaremos atemperar esta mezcla y, mientras tanto, montaremos la nata (que debe estar bien fría).

Cuando la nata esté montada y las nubes fundidas estén templadas, lo mezclaremos realizando movimientos envolventes, lentos, para no introducir aire que nos deje burbujas en el interior de la mousse.

Verteremos la mezcla de la mousse de nubes sobre la capa de gelatina, poco a poco, por si aún estuviese blandita la primera capa.
La taparemos con papel film y la pondremos en la nevera durante un mínimo de 6 horas. Lo ideal es prepararla el día anterior al que vaya a ser consumida.

¿Queréis ver otras recetas de tartas?
Si lo que buscáis es una tarta súper fácil, echadle un ojo a la Tarta Huesitos y a la Tarta Banoffe.
Si buscáis una tarta para luciros, para demostrar que tenéis buena mano en ésto de la repostería, os recomiendo la Tarta Royal de nata y fresas.


8 comentarios :

  1. Una propuesta deliciosa!! y con ese molde has conseguido dulce precioso. Me encanta!! besos,

    ResponderEliminar
  2. Seguro que está de muerte lentaaaaaaaaaaaaaaaaaaa.

    ResponderEliminar
  3. Achei bem original, ficou linda e imagino que uma delicia,
    Levo a receita

    ResponderEliminar
  4. Deliciosa!! yo la hice hace tiempo pero no me quedo tan bonita como a ti. besos

    ResponderEliminar
  5. ¡Pero qué monada de tarta! De nubecitas y fresas..Súper original y bonita =)
    Me pica la curiosidad al pensar qué saborcete tendrá...Seguro que riquísimo ^^
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  6. que preciosidad de tarta¡¡ me quedo la receta.
    besos crisylaura

    ResponderEliminar
  7. Tiene una pinta exquisita y sobre todo muy original. Un beso guapa

    ResponderEliminar
  8. Tiene una pinta exquisita y sobre todo muy original. Un beso guapa

    ResponderEliminar

Cuéntame aquí que te parece mi publicación. ¿Te gusta? ¿No te gusta? ¿Quieres aportar cosas nuevas? Este es el lugar adecuado donde plasmar todo aquello que te sugiera mi blog.
Muchas gracias por hacer que este pequeño riconcito siga creciendo, sin ti no tendría sentido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...