viernes, 5 de diciembre de 2014

Flan de huevo al limón de la Llalla




No es un flan cualquiera. Es el FLAN de la Llalla. De mi Llalla. El auténtico protagonista de cualquier comida en el que esté presente y para el que todos dejamos hueco en el estómago a sabiendas de que no debemos perdernos el postre. Y no es que la receta sea muy diferente a la de otros flanes, o tenga mayor dificultad, no. Es que ella consigue que sea especial y que no nos podamos resistir. Porque ella consigue un sabor que sólo se logra tras haber repetido muchísimas veces la misma receta.Y además, ¡está riquísimo!.

Y en esta ocasión el flan tiene otra particularidad que lo hace especial, y es que los limones que hemos utilizado son de la primera cosecha de nuestro limonero. ¡Y qué ricos saben los limones de cosecha propia! Si hasta parece que tienen más sabor y más aroma que el resto. 


Es muy emocionante ver como aparecen la primeras flores, como éstas se convierten después en frutos y que éstos van creciendo y engordando con el paso de los días, a la vez que van ganando en color y aroma.
Mi Llalla no dudó en utilizarlos para unos de sus flanes, y aquí tenéis el resultado.

Advertiréis que, a lo largo de toda la entrada, utilizo el término Llalla en lugar de yaya. Así es como lo escribía de pequeña y desde entonces no me cabe otra forma de escribirlo en la cabeza. Quizá sea una forma de hacerla más especial, entre el resto. De hecho, lo escribo con mayúsculas porque podría decirse que es casi su nombre propio y es que a ella tampoco le gusta que le llamemos de otra forma.
- 8 huevos.
- Leche (la misma cantidad que huevos).
- 5 cucharadas soperas de azúcar.
- 2 cucharadas soperas de azúcar para el caramelo.
- Ralladura de piel de un limón (sólo la parte amarilla, ya que la blanca da sabor amargo).

El primer paso es elaborar el caramelo con el que después caramelizaremos el molde del flan.
En un cazo, a fuego medio, pondremos dos cucharadas soperas de azúcar. En unos segundo veremos como el caramelo empieza a convertirse en líquido. Sin utensilio alguno y con la ayuda del mismo cazo lo moveremos. Cuando todo el azúcar se haya convertido en caramelo y éste tenga un color marrón clarito, como ámbar, el caramelo estará listo. Inmediatamente lo verteremos en la flanera y girándola intentaremos caramelizarla lo máximo posible. Veréis que el caramelo se queda duro en la flanera, no os preocupéis por eso.
Por otro lado, batiremos los 8 huevos y los mezclaremos con la leche, el azúcar y la ralladura de limón. Podéis utilizar la batidora para mezclarlo más cómodamente.
Vertemos la mezcla en la flanera y la pondremos al baño maría a fuego medio. El baño maría consiste en poner la flanera dentro de otro recipiente con agua de forma que la flanera no está en contacto directo con el fuego. El agua caliente le ayudará al flan a cuajar. Es importante que el agua de la cacerola ocupe menos de la mitad, ya que no queremos que cuando el agua empiece a hervir salpique al flan. No tendréis este problema si utilizáis una flanera con tapa.
En aproximadamente unos 40 minutos el flan estará cuajado. Es importante que lo pinchéis trancurridos 20 o 30 minutos para comprobar su grado de cocción.
Cuando comprobemos que el flan ha cuajado lo sacaremos de la cacerola, pero no de la flanera. Os recomiendo que lo dejéis templar antes de desmoldar.

A tener en cuenta:

* Otra opción para dar sabor de limón al flan, sería infusionar la leche con la piel de limón. Es decir, poner a calentar la leche con la monda del limón (en este caso sin rallar) y dejar que hierva durante 5 minutos. Después habría que colar la leche.

Espero que os haya gustado la receta. ¡Ponedla en práctica!


7 comentarios :

  1. Hoy nos hemos puesto de acuerdo con el flan aunque son distintos, llevaré a cabo tu receta, en cuanto a los limones yo tengo un limonero y tienes razón, no tienen nada que ver con los que compramos, ganan en sabor y en olor, un beso y que pase un buen puente.

    ResponderEliminar
  2. Adoro pudins e por acaso de limão nunca fiz
    Esse ficou lindo
    Bj

    ResponderEliminar
  3. Una receta para tener en cuenta ya que siempre gusta. ¡qué pinta tienen esos limones!
    Besos hoy desde
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2014/12/hamburguesa-negra.htm

    ResponderEliminar
  4. que rico se ve!!!, y que buenos los limones "caseros",, por suerte yo también los disfruto de vez en cuando, que me los traen, y tienen más aroma y sabor que los comprados,,, un flan de 10,, un besito

    ResponderEliminar
  5. Me encanta el flan de huevo y si aún encima va con toque de limón... Es mi perdición!!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  6. Es que un buen flan siempre es una buena idea. Seguro que este de tu yaya está delicioso. Besitos.

    ResponderEliminar

Cuéntame aquí que te parece mi publicación. ¿Te gusta? ¿No te gusta? ¿Quieres aportar cosas nuevas? Este es el lugar adecuado donde plasmar todo aquello que te sugiera mi blog.
Muchas gracias por hacer que este pequeño riconcito siga creciendo, sin ti no tendría sentido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...