jueves, 17 de marzo de 2011

Tarta de cumpleaños

    
      A esta tarta la he llamado "tarta de cumpleaños" porque me la inventé yo misma con ocasión de un cumpleaños que tenía que celebrar en casa. Aún estoy pensando en qué nombre darle, asi que si teneis alguna sugerencia no dudeis en proponerla.
     También he pensado poneros esta receta hoy porque se acerca el día 19 de marzo y como todos sabeis es el día de padre. Se me ha ocurrido que quizá a alguien podría servirle tener esta recetilla a mano para dar una sorpresilla al papi.


Ingredientes:

- Un paquete de bases de tarta de las que vienen preparadas, normalmente vienen 3 planchas de bizcocho (yo usé las preparadas porque no tenía mucho tiempo para preparar el bizcocho, pero si quereis hacerlo con bizcocho casero estoy segura que el sabor será muy bueno)
- 200 gr. de queso Mascarpone
- 250 gr. de nata montada
- 1 vaso de nata líquida
- 200 gr. de azúcar
- 1/2 vaso de agua
- 1/2 vaso de vino blanco
- Cáscara de naranja
- 1/2 tableta de chocolate de cobertura
- 1/2 tableta de chocolate blanco (opcional, para decorar)
- Cerezas confitadas (opcional, para decorar)


     Lo primero que vamos a preparar es un almíbar para mojar los bizcochos, ya que si no lo hiciesemos la tarta quedaría muy seca. Para preparar este almíbar lo que haremos es poner el agua, el vino blanco, 150 gr. de azúcar y la cascara de naranja en un cazo al fuego. Tendremos que moverlo de vez en cuando para que no se nos pegue el azúcar. Una vez haya empezado a hervir, lo tendremos unos cinco minutos al fuego y después lo retiramos, y dejamos que se enfríe.






     Una vez se haya enfriado, vamos a mojar los bizcochos. Podeis hacerlo muy cómodamente si utilizais un pulverizador. Pero si no disponeis de pulverizador, os cuento como lo hice yo: cogí una bolsa de congelar y puse el almibar dentro (ya se había enfriado) y corté uno de los picos pero quitándole un trocito muy pequeñito, de forma que el almibar caía en un chorrito muy finito.
     Como veis en la siguiente foto, separé las tres planchas de bizcochos en platos diferentes antes de proceder a mojarlos, de lo contrario podrían pegarse entre sí.
     Hay que intentar repartir bien el almíbar por todos los bizcochos, pero tampoco se trata de emborracharlos. Con la cantidad de agua y vino que os he puesto vais a tener más que suficiente para una tarta de este tipo.


     Ahora vamos hacer el relleno. Para ello vamos a mezclar en un bol el queso mascarpone con la nata montada y 50 gr. de azúcar. Lo iremos haciendo con cuidado realizando movimientos envolventes (es decir, sin batir o mover enérgicamente) para que la nata montada aguante su consistencia. Como recomendación, podeis dejar esta mezcla unos 30 minutos en el congelador antes de proceder a rellenar.


     Una vez tenemos todos los pasos anteriores vamos a extender el relleno. Primero vamos a elegir el plato, bandeja o molde donde vamos a poner nuestra tarta para llevarla a la mesa, y colocaremos la primera plancha de bizcocho que hará de base de la tarta. Con la ayuda de una espátula o cuchara empezaremos a extender la mezcla de queso mascarpone y nata que hemos preparado antes. Una vez hemos extendido la cantidad suficiente, pondremos la siguiente capa de bizcocho y vamos a proceder de igual manera: la cubrimos de nuevo con la mezcla de queso y nata. Por último, le ponemos la plancha de bizcocho que será la parte superior de la tarta.


     Es posible que la tarta se vuelva un poco inestable, teniendo en cuenta que tiene tres capas y el relleno que hay entre ambas. Un truquillo es utilizar unos palillos de madera para que la tarta no se mueva hasta que se asienten bien todos los componentes.


     Ahora vamos a preparar el chocolate de cobertura. Para ello pondremos en un cazo al fuego la nata líquida y el chocolate. Con el calor, el chocolate se empezará a fundir. Debemos remover constantemente puesto que se pega con mucha facilidad y después el sabor no es muy agradable. Cuando el chocolate se haya fundido, empiece a hervir y veais que la consistencia del chocolate es mucho más espesita, entonces los retiraremos del fuego y lo pondremos a enfriar en otro recipiente.





     Insisto, el chocolate debe haberse enfriado para que podamos empezar a cubrir la tarta. Para cubrirla podemos hacerlo ayudándonos de una manga pastelera, una cuchara, una espátula... como mejor os apañeis. No hace falta que quiteis los palillos todavía.


     Una vez que la teneis bien cubierta, la vamos a meter en el congelador como mínimo una hora. No es que la tarta sea congelada... lo que me propongo de esta manera es que el chocolate se endurezca y unifique la tarta de forma que las capas de bizcocho no se nos muevan.
     Transcurrido ese tiempo, la sacamos del congelador y ya podremos quitarle los palillos que hemos puesto antes. Ya vereis como la tarta ya no se mueve.
     Y ahora llega el momento de decorar. Cada uno puede hacerlo como quiera. En mi caso, rallé chocolate blanco y lo esparcí por encima de la tarta.


    
      También adorné con nata y unas cerezas confitadas. Y este es el resultado...



     ¿Qué os parece? Yo quedé muy satisfecha del resultado, tanto por la prensencia como por el sabor y la textura. La tarta fue todo un triunfo.
     Os aconsejo, sí podeis, que la hagais con medio día de antelación aproximadamente. Cuando han transcurrido unas horas la tarta está, si cabe, más buena. 
    
     Pues como siempre, os animo a que la hagais, que me conteis los resultados, e incluso que me mandeis fotos y yo me encargo de publicarlas en el blog.

     También quiero aprovechar esta oportunidad para daros las gracias a todos por seguirme, por vuestras visitas y por vuestros comentarios de ánimo. ¡¡Así da gusto seguir adelante con el blog!!
     Un montón de besos y abrazos.

6 comentarios :

  1. Te espera una sorpresita en mi última entrada!
    Besitoss! :)

    ResponderEliminar
  2. hola!
    yo también he usado muchas veces estas masas ya preparadas porque están ricas, son muy baratas y con ellas en seguida se preparan un pr de cremitas y se hace una tarta :).
    Sobre el concurso... ¿ya tienes algo en mente? yo te he votado para que lo hagas de recetas, que además yo tb me he decidido a ir subiendo alguna y así concurso... de hecho hoy he subido ya la primera jeje
    un besito!!

    ResponderEliminar
  3. me encanta el mascarpone!!!!!!!!!es verlo sobre algo dulce y tirito de rico que esta!!!Un saludo, me encanta tu blog!!

    ResponderEliminar
  4. Amy, muchas gracias por tu premio!!! y enhorabuena a tí también por el tuyo. ¡¡Cómo animan estas cosas!!

    Isa, la verdad, es la primera vez que uso estas bases y me han sorprendido bastante, como tu dices son baratas y están muy buenas. Anímate y enseñanos una de tus tartas. En cuanto al concurso, será dentro de poquito, a ver si podemos hacerlo para celebrar los 100 primero seguidores. A mí me gustaría también que consistiese en la participación de una receta o una manualidad, porque de esa forma todas aprenderiamos muchas cosas a la vez.

    Anónimo, el mascarpone es que da mucho juego en la repostería, si conoces alguna recetilla con este queso, te animo que nos la muestres.

    ResponderEliminar
  5. ¿pues sabes las bases esas para que las utilizo yo?

    para hacer tarta vegetal!!! que buenas!! porque el bizcocho es dulce y el contenido salado y el contraste es una gozada!!!

    ResponderEliminar
  6. Xiito, te animas a pasarme una de las recetas que haces de tarta vegetal con ls bases estas y la ponemos por aquí???

    ResponderEliminar

Cuéntame aquí que te parece mi publicación. ¿Te gusta? ¿No te gusta? ¿Quieres aportar cosas nuevas? Este es el lugar adecuado donde plasmar todo aquello que te sugiera mi blog.
Muchas gracias por hacer que este pequeño riconcito siga creciendo, sin ti no tendría sentido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...